Cómo RFID permite a los retailers O2O desbloquear realmente su potencial omnicanal

Warby Parker, Everlane y Bonobos son algunos de los ejemplos más destacados de retailers O2O; Los retailers online que abren tiendas en el canal fuera de línea. Esos retailers O2O son omnicanal en el corazón; sus tiendas fuera de línea amplían su marca online y este canal adicional les permite ofrecer la experiencia del cliente que no pueden ofrecer online. Por lo tanto, a menudo el enfoque en esas tiendas está en la experiencia de marca..

“Como propietario de un negocio, tu deber es, sobre todo, aportar valor al cliente de nuevas maneras. Sí, internet siempre será mejor que la venta al por menor en cuanto a coste-eficiencia, pero nunca estará a la altura de la experiencia rica y real de estar en una tienda física.” Forbes

Descubrimiento online y fuera de línea: el comercio en el mundo físico
Las marcas O2O a menudo reconocen que gran parte del descubrimiento ocurre online, mientras que el comercio real a menudo todavía ocurre en el mundo físico. Debido a su carácter innovador, esas marcas O2O también tienen un enfoque innovador para sus operaciones minoristas con un fuerte enfoque en crear una gran experiencia de tienda para inspirar a sus clientes cuando están en sus tiendas y usar sus tiendas para construir una comunidad. En general, las ubicaciones fuera de línea de esas marcas O2O se pueden dividir en tres categorías:

  1. Showroom: las tiendas no tienen stock, pero tienen algunos artículos de muestra que los clientes pueden descubrir: ver y tocar.
  2. Outlet: las tiendas tienen el stock restante que no se ha vendido online.
  3. Retail store: las tiendas tienen existencias y los compradores compran los artículos allí y luego los llevan a casa.

Para los retailers O2O con modelos 1 y 2, la administración del inventario es relativamente simple y directa. En el modelo de “showroom”, los clientes pueden pedir artículos en la tienda u online, que luego se envían a la tienda o se envían a la casa del cliente. En el modelo “outlet”, los retailers básicamente empujan sus artículos sobrantes a las tiendas, que luego se venden a un precio con descuento.

Cuando operaban únicamente online, los retailers eran los únicos que estaban tocando su inventario hasta que era entregado al cliente directamente desde el almacén. Al introducir tiendas físicas, ahora hay más personas interactuando con sus artículos en tienda. Los empleados de la tienda manejan el producto para los procesos ero también los clientes interactúan con los productos, lo que introduce aún más imprecisiones.

Incumplimiento experiencia onmicanal
 El caos que se genera en operación fuera de línea es un potencial factor de ruptura para las ambiciones omnicanal de esas marcas O2O. Sus tiendas deben ser una extensión de la experiencia online y son un punto de contacto crítico para esas nuevas marcas. Los clientes que vengan a probar los artículos que les gustaron en Instagram se sentirán decepcionados si el artículo no está disponible en tienda. El cliente leal que viaja a la tienda para recoger su vestido para la fiesta a la que asistirá ese mismo día será un cliente leal perdido si el artículo no está disponible en realidad.

En el lado opuesto, esos retailers relativamente jóvenes tienen un enorme potencial y una oportunidad aún mayor que proviene de sus ambiciones fuera de línea. Los minoristas más tradicionales han implementado sistemas en las últimas décadas para “luchar” contra el caos. Al no contar con sistemas heredados, se crea la oportunidad de elegir tecnologías modernas e integrarlos fácilmente en sus procesos y sistemas.

Una de esas tecnologías modernas que reduce significativamente el caos es RFID. RFID permite a los retailers aumentar la precisión del stock, reducir las existencias de seguridad, aumentar la disponibilidad del producto y habilitar canales múltiples a través de la perfecta visibilidad del inventario. Saber lo que tiene y dónde está permite a los clientes comprar en cualquier lugar y regresar a cualquier lugar. La visibilidad del inventario permite a los minoristas:

  • Prevenir fuera de stock
  • Ofrezca servicios omnicanal (por ejemplo, envío desde la tienda o click&collect)
  • Ofrecer varias opciones de devolución.

En la opción omnicanal perfecta, no hay lugar para el caos que se origina en la operación de tienda. RFID ayuda a restablecer el orden en el caótico mundo del comercio minorista al brindar una visibilidad completa del inventario. Los retailers O2O tienen la oportunidad de comenzar desde cero y hacer realidad sus sueños omnicanal, siempre que elijan la base tecnológica adecuada.

Comenta, dale a "like" o comparte este blog en LinkedIn

Acerca del autor: Hilbert Dijkstra
Quieres saber más? Simplemente contacta con Hilbert en LinkedIn hoy.

Copyright © 2017 Nedap - Technology that matters - All rights reserved | Disclaimer